Norbuling

Pertenecer a la Comunidad Dzogchen no significa establecer ningún vínculo religioso ni adoptar creencia ni valor cultural alguno. El individuo simplemente aplica las enseñanzas Dzogchen para profundizar, cada vez más, en el conocimiento de su verdadera naturaleza.

La Comunidad Dzogchén del Perú se constituye oficialmente en 1996, aunque desde 1993 existe de hecho como grupo de practicantes. De igual manera se ha desarrollado en todo el mundo, como Comunidades nacionales y locales.
 
Además existen los centros llamados ‘Gar’, que son lugares en los que la Comunidad posee tierras en los diversos continentes, donde los practicantes se reúnen para hacer retiros solos o con el Maestro, intensificar prácticas personales y comunitarias, realizar cursos, seminarios, entrenamientos, etc.

La Comunidad se concibe como un lugar donde las personas que siguen el mismo sendero hacia el conocimiento puedan compartir e intercambiar esfuerzos y experiencias, y donde es posible colaborar con otros en la perspectiva de un enriquecimiento espiritual común. Puesto que la Comunidad se compone de individuos explícitamente comprometidos con este sendero de liberación, la buena intención, el respeto mutuo y la libre colaboración en las actividades de la Comunidad son fundamentales para el desarrollo individual y colectivo.

La Comunidad Dzogchen Internacional está compuesta de todos los practicantes de Dzogchen alrededor del mundo.

Tiene una estructura no-burocrática y está basada en sistemas de comunicación que respetan las diversas condiciones autónomas locales. Para el Maestro Namkhai Norbu, los diversos Gar (que significa, literalmente, morada) componen un gran mandala o red que cubre las diversas áreas geográficas del mundo, y a los cuales los practicantes pueden remitirse como lugares de estudio o práctica y meditación.